Sostenibilidad, Innovación y compromiso social, a debate en el Fórum de jóvenes de la Empresa Familiar

 Bajo el lema “Trabajamos por una sociedad mejor”, cerca de 300 jóvenes pertenecientes a familias empresarias de toda España se han reunido el pasado fin de semana en Santiago de Compostela.

Sostenibilidad, innovación y compromiso social son los tres ejes sobre los que ha pivotado el 18º Encuentro Nacional del Fórum Familiar, que ha reunido el pasado fin de semana en Santiago de Compostela a cerca de 300 jóvenes miembros de familias empresarias procedentes de toda España, organizado por el Instituto de la Empresa Familiar y la Asociación Gallega de la Empresa Familiar, con la colaboración de Deloitte y Banco Santander.

El encuentro, bajo el lema “Trabajamos por una sociedad mejor”, ha servido de escenario para que las nuevas generaciones de la empresa familiar reafirmen el compromiso de ésta con la implementación, en el día a día, de los criterios ESG, que abordan el efecto que la actividad de la compañía tiene en el medio ambiente, su impacto en el entorno social y en su comunidad, así como las mejores prácticas de gobierno corporativo, que aluden, entre otras cosas, a la composición y diversidad de su Consejo de Administración, las políticas de transparencia en su información pública o sus códigos de conducta.

La reunión celebrada en Santiago ofrece asimismo a este grupo de jóvenes empresarios un mayor conocimiento de los retos que plantea la gestión de la empresa familiar y supone, a la vez, un espacio para el conocimiento mutuo y el intercambio de experiencias empresariales y personales entre los futuros líderes de las compañías familiares españolas.

El viernes por la tarde, los participantes en el encuentro visitaron las instalaciones de FINSA (Financiera Maderera), empresa familiar gallega dedicada desde 1931 al universo de la madera, que supera los 830 millones de euros en ventas y que ha colocado la sostenibilidad como eje principal de su estrategia.

El “Buen Camino de Santiago”

La jornada académica, que contó con la conducción de la periodista gallega Gladys Vázquez, dio comienzo el sábado con las palabras de bienvenida de Inés Rovira, directora de AATT y Forum del Instituto de la Empresa Familiar, quien recordó a los jóvenes presentes que esta reunión era un buen momento para pararse a escuchar y reflexionar sobre “cómo trabajar por una sociedad mejor, más moderna, más tecnológica y más humana”. José Juan Pérez Tabernero, director de Relaciones Institucionales de Santander España, por su parte, reivindicó el legado de los empresarios familiares “de raza a los que debemos la prosperidad actual de España”, al tiempo que señaló que “cuando además de emprender, uno arriesga su patrimonio, se convierte en empresario de verdad”. Fernando Vázquez Castro, socio de Empresa Familiar de Deloitte, destacó cómo la pandemia nos ha enseñado la fragilidad de todo y, al mismo tiempo, ha puesto en valor la importancia de las pequeñas cosas. Por último, Víctor Nogueira, presidente de la Asociación Gallega de la Empresa Familiar, comparó lo que es una empresa familiar con las lecciones que nos deja “el Buen Camino de Santiago: legado, historia y referencia de cómo hay que hacer las cosas”.

La transición energética-tecnológica que atraviesa el mundo, y la necesidad de que este proceso sea justo y eficiente, centraron la primera sesión académica, que corrió a cargo de María Victoria Zingoni, directora general de Cliente y Generación baja en carbono de Repsol. Zingoni destacó el momento crítico que atraviesa el sector energético, debido a circunstancias tan especiales como la escalada de los precios y la situación geopolítica, y señaló la necesidad imperiosa de lograr un equilibrio que incluya seguridad de suministro, acceso universal, sostenibilidad y competitividad.

 

La imparable transformación digital de las empresas

Bajo el título “Tecnología y globalización empresarial en un mundo sostenible: del conflicto a la oportunidad”, Patricia Riberas, directora de Transformación y Organización de Gestamp, entrevistó a César Cernuda, consejero en Gestamp y presidente mundial de NetApp. Cernuda apuntó que la pandemia ha acelerado la transformación digital de las empresas, en un proceso en el que ya no hay vuelta atrás, mientras que Riberas señaló que para abordar con éxito este movimiento, las empresas familiares deben asumir sin reservas un cambio radical de cultura.

La tercera sesión estuvo enfocada al papel de los jóvenes CEOS en la empresa familiar y contó con la participación de Jaime Gorbeña, presidente ejecutivo de Bergé y Cia, Julio Iglesias, consejero delegado de Grupo Revi, Víctor Leal, consejero de CL Grupo Industrial, y Juan Moya, vicepresidente de Persán, que departieron sobre sus experiencias a la hora de incorporarse a la primera línea de gestión de sus compañías. Así, Gorbeña destacó que hay que saber rodearse de gente que le diga a uno “las cosas claras y te avise si te estás volviendo loco”. Juan Moya recalcó la importancia de tener referentes claros, pasión por el proyecto y que los egos estén siempre por debajo de los intereses de la empresa. Julio Iglesias señaló que para él fue muy importante, a la hora de asumir la máxima responsabilidad en la empresa familiar el compromiso, conocerse a uno mismo y apoyarse en los equipos, además de ser ordenado, tener buenos hábitos y prepararse adecuadamente. En el mismo sentido, Víctor Leal apuntó tres aspectos que hay que trabajar a conciencia: el compromiso, la generosidad y el orden.

 

Un viaje en el que ir pegándotela

Gabriel Torres, director de Pascual Innova, Carlos Gómez, cofundador de 7r Ventures y Cristian Ull, cofundador de Area 101, abordaron en su panel los retos que tienen las organizaciones en su innovación corporativa. Torres recordó que la innovación es algo tan sencillo como la producción e implementación de ideas novedosas, sorprendentes y útiles, que proporcionen valor y que la empresa familiar juega con ventaja en este campo, en el de la innovación, ya que cuenta con la paciencia suficiente como para sacar adelante los proyectos. Carlos Gómez, por su parte, retó a los jóvenes presentes en la jornada a “abanderar la evolución de vuestras compañías, porque las empresas que vais a liderar no son las que conocéis ahora”. Por su parte, Cristian Ull desveló que la innovación “es un viaje en el que ir pegándotela, para rectificar y hacer bien las cosas”.

“Osborne 250 años. Legado y Futuro” fue el título de la siguiente mesa redonda, en la que participaron cuatro destacados miembros de esta saga empresarial: Ignacio Osborne (presidente del Grupo Osborne), Fernando Terry (consejero delegado), Rocio Osborne, (directora de Comunicación y PR del Grupo) y Carla Terry (Relaciones Institucionales). Ignacio Osborne recordó algunas cifras significativas de este gran grupo: 340 accionistas familiares, 250 años de historia, seis generaciones de gestores y una sola familia. Y una lección aprendida durante todos estos años: “la prioridad del negocio sobre los intereses familiares. La familia es medalla de plata; la empresa, medalla de oro”.

Fernando Terry incidió sobre la visión que ha inspirado a la familia a la hora de desarrollar el negocio en estos dos siglos y medio, mientras que Rocío Osborne señaló que, en su opinión, las empresas familiares españolas “tenemos que compartir nuestros valores en los mercados internacionales”. Carla Terry, por su parte, detalló algunos de los proyectos que la empresa ha puesto en marcha para mantener el espíritu empresarial entre los diferentes miembros de las ramas familiares.

La sexta sesión del día fue protagonizada por un grupo de emprendedores gallegos: Emilio Froján (CEO fundador de Velca), Catalina Fernández (presidenta de Hifas da Terra) y Cristina Gamallo (socia fundadora de Situm), actuando como moderador José Miguel Alonso de Ozalla, responsable de la Red de Empresas y Servicios Especializados de Santander España. Este último declaró con rotundidad que “estamos en la era del emprendimiento en España”. Algo que compartió Emilio Froján, quien además desveló que “un caso de éxito está formado por millones de fracasos”. Cristina Gamallo, por su parte, presentó un caso que ilustra cómo se puede ir de la investigación al emprendimiento, como es el GPS de interiores gallego, que se utiliza en más de 20 países. Para Catalina Fernández, la innovación es una cuestión de supervivencia: “adaptarse o desaparecer”, dijo.

La jornada se completó con una ponencia titulada “Una historia de superación”, a cargo de Carmen Lence, CEO de Grupo Lence-Leche Río, que fue presentada por Fernando Vázquez Castro, socio de Deloitte responsable de Empresa Familiar. Vázquez recordó a los presentes que “tenéis el privilegio de recibir la empresa familiar, así como el compromiso de transmitir el legado a las siguientes generaciones”. Lence, por su parte, puso el énfasis en una máxima que, según ella, siempre repetía su padre: “La vida es demasiado corta como para vivirla de de forma mediocre”.

El encuentro finalizó con el anuncio de la que será la sede del 19º Encuentro Nacional del Fórum Familiar, que se celebrará en 2023 en Zaragoza.

 

 

Red de Cátedras de la empresa familiar
instituto de la empresa familiar
Asociaciones territoriales empresa familiar
©2022 Asociación Andaluza de la Empresa Familiar (AAEF) | T. 956 33 55 86 | info@aaef.net